Las uñas negras del corredor ¿Qué son, cómo se previenen y cómo se tratan? Consejos para evitar las uñas negras por golpeo

uña negra correr

Si eres un corredor habitual, que sumas cierta cantidad de kilómetros de rodaje, o entrenas para carreras largas como 42k o 21k, es muy probable que ya sepas de que estamos hablando, seguramente ya hayas padecido la famosa uña negra del corredor o uña negra en el pie por golpeo. Se manifiesta como un moretón o ampolla de sangre debajo de la uña del pie. Algunos corredores consideran que las uñas negras son un ritual por el que hay que pasar, pero no son inevitables y sí que es posible evitarlas. Pueden ser dolorosas y debes conocer la mejor forma de tratarlas y/o evitarlas.

Síntomas de las uñas negras en el pie por correr

Primero, la uña parece ennegrecida y puede ser dolorosa. El color negro lo da la sangre que se acumula debajo de la uña oscura. Si hay suficiente sangre, esta puede levantarse o hincharse, lo que probablemente cause dolor. Si la uña oscura está los suficientemente traumatizada, se caerá.

A menudo, permanece unida hasta que la nueva uña crece y empuja a la vieja. Sin embargo, a veces la uña se cae antes de que crezca la nueva, dejando un lecho liso de carne hasta que la nueva uña crezca sobre ella.

Causas y factores de riesgo de las uñas negras

Quizá estábamos acostumbrados a ver estas uñas negras tras un trauma importante en los dedos (una caída, un golpe, etc..). Sin embargo, las uñas negras en los pies de los runners son causadas por el golpeteo débil, pero constante del pie contra la parte delantera de la zapatilla. Zancada tras zancada va formándose la ampolla de sangre debajo de la uña del pie. Dado que la ampolla no puede respirar como lo haría en la piel descubierta, tarda mucho más en sanar.

Los corredores que están entrenando para un maratón, media maratón, o que corren cuesta abajo, son los candidatos más probables para generar este tipo de lesiones en sus pies porque los dedos van frotando constantemente contra la parte delantera de sus zapatillas. También es más probable que tengas uñas negras en los pies si corres largas distancias en un clima más cálido al tener mayor hinchazón de pies debido al calor.

Prevención de uñas negras por golpe

Es importante que sepas que, para evitar las uñas negras por golpeo, debes usar una talla correcta de zapatilla para correr, el pie debe tener suficiente espacio en la puntera. Debe de tener toda la holgura posible, siempre que el pie no baile dentro de ella, como mínimo, el grosor del dedo índice entre el dedo del pie más largo y la punta de la zapatilla.

Los días de calor, o aquellos en los que el pie se encuentre más hinchado, presta atención a tus pies y ponte zapatillas más holgadas, incluso puedes tener un par de zapatillas grandes para estas ocasiones, evitarás el golpeo de la uña.

Recorta tus uñas de los pies con regularidad. A veces, la uña negra se produce por no tenerla debidamente recortada, la uña golpea así la parte delantera de tu zapatilla y provocando el sangrado debajo de la uña del pie. La formación de ampollas en los dedos de los pies implica el riesgo de que sean lo suficientemente grandes como para extenderse debajo de la uña. Puedes reducir el riesgo de ampollas en los dedos manteniendo el pie seco el mayor tiempo posible durante sus largas carreras. Asegúrate de llevar calcetines técnicos  de repuesto, no de algodón.

También puedes evitar que el pie se deslice hacia delante en tu zapatilla, atando los cordones con más fuerza en el tobillo. Usa ese último conjunto de ojetes para formar un cordón de encaje. Esto es especialmente importante si realizas carreras con pendiente negativa.

A pesar de que las uñas negras de los pies comúnmente ocurren cuando se entrena en climas cálidos (cuando los pies se hinchan), también debes tener cuidado cuando corras en climas fríos. Si usas calcetines gruesos o dos pares de calcetines para mantenerte abrigado, las zapatillas pueden terminar estando muy apretadas, lo que supone un mayor riesgo de uñas negras por golpe.

Tratamiento de las uñas negras de los pies

Una vez que tienes una uña negra, es mejor dejarla en paz, siempre que el dolor sea manejable. El dolor suele ser más fuerte los primeros días, después irá disminuyendo. Si es extremadamente doloroso, un médico puede hacer un agujero en la uña negra para aliviar la presión.

La parte dañada de la uña se retira gradualmente, y una nueva uña la reemplazará. No intentes forzar la uña vieja,  eventualmente se soltará y se caerá por sí sola una vez que la uña nueva crezca. Si te preocupa la estética de las uñas, puedes aplicar esmalte para uñas en el negro. uña del pie y en la nueva uña que entra.

Al correr, puedes protegerla con esparadrapo o, como truco, una tira recortada de tape (venda neuromuscular).

Si en algún momento notas enrojecimiento e infección o el dolor empeora, deberás visitar un médico o podólogo para que te examine.

 

Ahora que ya sabes como prevenir las uña negra en el pie por correr o uña negra por golpeo, aplícate y comparte esta información!

 

Visita:

Print Friendly, PDF & Email