Tendinitis del tendón de Aquiles: Qué es, causas, tratamiento y prevención Todo sobre el tendón de Aquiles

tendinitis tendon aquiles

¿Qué es la tendinitis del tendón de Aquiles?

El tendón de Aquiles es la banda gruesa que conecta los músculos de la pantorrilla (gastrocnemio y sóleo) con el calcáneo (hueso del talón).

La tendinitis de Aquiles se puede entender como una lesión por “uso excesivo”, es decir, como resultado de la repetición de microdesgarros en el tendón y la respuesta inflamatoria resultante.

 

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis del tendón de Aquiles?

Los síntomas de la tendinitis del tendón de Aquiles se manifiestan con dolor, rigidez e inflamación a lo largo de la cara posterior del tobillo. El dolor generalmente ocurre al correr o caminar y se calma con el descanso. Principalmente, será el dolor del tendón de Aquiles lo que hará saltar las alarmas

 

¿Cuáles son las causas de la tendinitis del tendón de Aquiles?

Hay varios factores que influyen en la incidencia de la tendinitis de Aquiles:

Bajo estado de forma

La debilidad del grupo de músculos de la pantorrilla disminuirá la capacidad músculo-tendinosa de esta zona para responder al esfuerzo. En una actividad repetitiva, como correr, esto puede derivar fácilmente en el daño del tejido.

 

Correr largas distancias cuesta arriba

Al correr cuesta arriba, se necesita una mayor del tobillo para que el pie despegue del suelo. Esto produce un mayor estiramiento y estrés en el tendón de Aquiles.

 

Repetición en descenso

Al correr cuesta abajo, la Tibia (hueso de la espinilla) viaja más rápido sobre el pie plantado. Esta velocidad aumentada debe controlarse mediante la contracción excéntrica del grupo de músculos de la pantorrilla. Es decir, los músculos de la pantorrilla deben contraerse fuertemente mientras se alarga. Esto puede provocar el daño del tejido conectivo del músculo, que incluye el tendón de Aquiles.

 

Falta de estiramiento tendón de aquiles

Puede ser habitual olvidarnos de la necesidad de realizar un buen estiramiento del tendón de Aquiles después de realizar cualquier ejercicio físico exigente. Es necesario destensar la zona para prevenir daños.

Desajustes en la biomecánica tobillo/pie

La pronación excesiva del pie durante la carrera se ha relacionado con una mayor incidencia de tendinitis de Aquiles. La pronación excesiva implica una mayor rotación interna de la tibia. Se cree que esta acción de la tibia ‘exprime’ el tendón de Aquiles causando microdesgarros.

 

Tratamiento de la tendinitis del tendón de Aquiles

A la primera señal de dolor o inflamación en el tendón de Aquiles, se debe seguir el protocolo en inflamaciones:

  • Reposo
  • Aplicar frío con hielo
  • Compresión de la zona
  • Elevación

Lo más importante es que el tobillo afectado debe descansar y aplicarse hielo regularmente en el sitio del dolor y la inflamación del tendón de Aquiles. Para un uso correcto, el hielo debe aplicarse durante 10 minutos cada hora y nunca debe aplicarse durante más de 15 minutos a la vez. Si usas hielo, debes envolverlo en una toalla húmeda para evitar daños en la piel.

En esta etapa, se debe consultar a un fisioterapeuta experimentado para garantizar un mínimo daño adicional a los tejidos y una interrupción mínima para el entrenamiento de los corredores lesionados. Un fisioterapeuta podrá realizar un diagnóstico diferencial preciso. Las herramientas de tratamiento como la electroterapia (incluido el ultrasonido) son muy valiosas para acelerar el proceso de curación.

Un programa regular y suave de estiramientos de la pantorrilla será esencial en el tratamiento del corredor lesionado. En la etapa aguda, el estiramiento debe ser suave (sin dolor agudo) y regularmente durante el día. En las últimas etapas, el estiramiento debe ser más vigoroso, siempre que no se llegue a sentir dolor. Todos los estiramientos deben mantenerse estáticos durante un mínimo de 30 segundos.

Una vez curado, después de que hayan desaparecido los síntomas de la lesón, se debe iniciar un programa de fortalecimiento muscular y acondicionamiento. En algunos casos, esto puede implicar un reinicio del entrenamiento a una intensidad más baja con un aumento lento y gradual de la carga de entrenamiento.

Sin embargo, en muchos casos, será necesario implementar un programa específico de fortalecimiento de la pantorrilla antes de poder reanudar o aumentar el entrenamiento seguro. En el caso del corredor con problemas en la biomecánica del tobillo/pie, el uso de un dispositivo ortopédico apropiado puede resultar indiscutible en el tratamiento y la prevención de problemas recurrentes.

 

Prevención de la tendinitis del tendón de Aquiles

Programa de entrenamiento graduado

Con cualquier atleta, ya sea de élite o amateur, el cuerpo responderá al estrés del entrenamiento al fortalecer la zona musculo-tendinosa. Cuando se aplica más estrés a los tejidos de lo que son capaces de hacer frente, comenzará la degradación del tejido. Con el fin de minimizar la posibilidad de lesiones, es esencial que cualquier programa de entrenamiento progrese gradualmente con respecto a la distancia y/o velocidad.

Estiramiento tendón de aquiles

La tendinitis de Aquiles a menudo se relaciona con la poca flexibilidad del grupo de músculo gastrocnemio / sóleo. La estanqueidad aumenta la tensión en el tendón de Aquiles y el estiramiento del tendón de aquiles regular y sostenido ayudará a disminuir este estrés.

Calzado mejorado

El calzado con una amortiguación deficiente aumentará el papel absorbente de impactos que las estructuras como el tendón de Aquiles deben jugar mientras se corre. Las zapatillas para correr deberían proporcionar una buena amortiguación y estabilidad para las necesidades del corredor y ser reemplazadas regularmente.

Corrección de fallos en la biomecánica del pie/tobillo

Si se detecta una problema biomecánico, a menudo se indican los programas de estiramiento/fortalecimiento adecuados y el uso de aparatos ortopédicos. La corrección de estos problemas reduce en gran medida las posibilidades de lesiones y recurrencia.

 

Puedes favorecer este tipo de lesión utilizando tape (vendaje neuromuscular). Puedes ver cómo en este video:

 

Ahora que tienes más información sobre la tendinitis del tendón de Aquiles, no te olvides de compartirla

 

Visita: