La importancia del test de esfuerzo para runners

Hay varios momentos en la vida de todo runner (comenzar a correr, volver a correr después de una enfermedad o lesión, prepararse para un gran objetivo), en los que puede ser útil evaluar los parámetros específicos del cuerpo generados por el ejercicio físico, es decir, el cuerpo responde al esfuerzo realizado. Las pruebas de estrés se utilizan para obtener estas medidas y se pueden ajustar de acuerdo con el deportista o el deporte que se realiza.

¿QUÉ ES UN TEST DE ESFUERZO?

Los test de esfuerzo son exámenes médicos realizados en pacientes cuyo principal objetivo es monitorear el progreso de su frecuencia cardíaca durante el ejercicio. También se conoce como electrocardiograma o ECG. Por lo tanto, estas pruebas están altamente estandarizadas para que los profesionales médicos puedan comparar los resultados de diferentes pacientes o de diferentes pruebas y ofrecer la mejor atención posible.
Estas pruebas también pueden ser realizadas por personas que tienen una salud perfecta, es decir, deportistas. Deportistas profesionales, por ejemplo, pero también deportistas aficionados que planean una carrera particularmente exigente en términos de esfuerzo o resistencia en el tiempo. Estas pruebas, que se practican en consultorios médicos especializados o en hospitales, a menudo, son bastante costosas. Aunque van apareciendo empresas especializadas que lo ofrecen a precios asequibles.

¿CUÁNDO Y DÓNDE PUEDE REALIZAR UNA PRUEBA DE ESTRÉS?

Para los pacientes que necesitan un test de esfuerzo como parte de un programa de rehabilitación en particular, es el personal médico quién decidirá.
Para los deportistas que necesitan una evaluación detallada de sus funciones cardio-respiratorias porque tienen un objetivo principal en mente, el test de esfuerzo debe llevarse a cabo mucho antes de someter el cuerpo al esfuerzo real del propio deporte. Por lo general, los runners deben realizarla en la propia iniciación del deporte, así como al registrarse en alguna competición exigente.
Estas pruebas de estrés requieren un equipo médico sofisticado y, por lo tanto, se llevan a cabo en un hospital o en consultorios médicos especializados en medicina deportiva. Implican una cita simple que dura de 2 a 3 horas.

¿QUÉ IMPLICA EL TEST DE ESFUERZO?

En el hospital, estas pruebas se llevan a cabo principalmente en los siguientes dos tipos de equipos: una cinta de correr o una bicicleta de ejercicios. Estos dos medios son ideales para realizar la actividad física necesaria para evaluar la capacidad cardio-respiratoria . Estas pruebas se conocen como pruebas “progresivas” porque la intensidad del ejercicio aumenta progresivamente. El período y la intensidad de los diferentes niveles se definen de antemano y se entregan al paciente. Estas pruebas están bajo la supervisión constante de un médico y / o cardiólogo que supervisa el progreso de la prueba y puede ayudar al paciente en caso de una complicación menor durante el ejercicio.
Ya sea que el test se lleve a cabo en un centro especializado o en condiciones de la vida real, el corredor debe estar totalmente comprometido al final del ejercicio para asegurarse de que los valores medidos sean los valores máximos reales que puede alcanzar.
Si eres un principiante o un corredor experimentado, una prueba de esfuerzo puede serte útil para analizar tus capacidades cardiorrespiratorias y ajustar tu entrenamiento en consecuencia. Sea cual sea el caso, debes respetar tu cuerpo y tu ritmo de carrera para poder seguir disfrutando del running.

 

Visita:

· Prueba de la pisada
· Entrenamientos interválicos
· LESIONES COMUNES: Evitalas o aprende a superarlas
· Cómo estirar después de correr
· Guía de recuperación después de correr un maratón

Print Friendly, PDF & Email